Un año

Ha pasado ya un año y no me lo acabo de creer. Pienso que es una pesadilla, que estaré en un sueño, o que no me estará pasando a mí…

Hace un año que Chema nos dejó y se fue al Cielo para siempre, para siempre, para siempre. Nos dejó un vacío muy grande. Era mi media naranja. Compartíamos un sueño y un proyecto de vida. Y ya no está en la tierra. Se ha ido a mitad de camino, pues ahora viviremos hasta los 100 años…

Encuentro a faltar cómo me cogías de la mano en esos paseos por el barrio; tu mirada cuando me sobresaltaba demasiado, diciéndome “relaja”; cómo cada noche me abrías la cama, estuvieses disgustado conmigo o  dolorido por tus enfermedades que no llegaban a encontrar los médicos; recuerdo cuando a veces bromeábamos sobre quién se moriría antes. Tú me decías “yo el primero que tu no me dejas con tanto niño. Además tú serás la viuda alegre, me llorarás, pero luego te irás de aquí para allá…”.

Os escribo con lágrimas en los ojos que me impiden ver el ordenador. No soy de llorar mucho, pues después de la muerte de Chema se me secó el lagrimal. También he de deciros que el día a día de una familia tan numerosa te deja poco tiempo para pensar en ti y en tus cosas: entre el trabajo y los mil imprevistos de una familia tan grande el tiempo vuela!

El otro día me di cuenta de que llevo la agenda de 7 hijos míos que no tienen móvil, pero como juegan todos en equipos de futbol y básquet me informan si aplazan el partido, dónde lo juegan, si están convocados… Luego los chats de cada clase de mis hijos escolarizados… ¡Gracias a Dios la agenda de los universitarios la llevan ellos!

A veces no entendemos porqué pasan las cosas, y no paramos de preguntarnos por qué. Nuestra inteligencia es muy limitada. Hay cosas que entenderemos cuando lleguemos al Cielo y no debemos martirizarnos intentando comprender, pues no se puede entender por qué se va en tan solo 12 días el pater familia de una familia tan numerosa.

Este año han pasado en nuestra familia cosas muy bonitas. La última ha sido la publicación del libro A mi hermano Chema: La carta que no llegué a escribirte, de mi cuñado Miguel. Está haciendo mucho bien y ayudando a muchas personas. La gente necesita modelos de personas que han vivido en el siglo XXI, de su momento, de su era. Con los mismos problemas que ellos se encuentran cada día y ver cómo los solucionaban. Y si ellos han podido solucionarlos, pues yo también: solucionarlos, perdonar, olvidar, ser feliz.

El otro día una mamá que me encuentro en los partidos de básquet de mis hijas me comentaba “Rosa, me he leído el libro de Chema y he flipado… yo a tu marido lo conocía solo de ver cómo animaba a su hija que coincide con la mía en el básquet. Le veía llegar con todos sus hijos los sábados por la mañana al partido y siempre tan sonriente y tranquilo. Yo pensaba para mis adentros: claro, a este la vida no le ha dado ningún palo, seguro que ha tenido una vida fácil… Jope Rosa, pero dime que no le ha pasado a tu marido… Tengo que decirte que es un libro fuerte y que cuesta leerlo todo seguido, aunque engancha. He llorado con el libro, pero es muy esperanzador. Estoy convencida que ayudará a mucha gente”.

Chema, te encontramos a faltar, síguenos cuidando desde el Cielo como lo estás haciendo. ¡Gracias! ¡Muchas gracias!

Anuncios

18 comentarios sobre “Un año

Agrega el tuyo

  1. Thank you, Dear Rosa, for sharing your life! It was an honor for us to meet You and Chema! You both are inspiration of hope! We are together with your in prayers.

    Me gusta

  2. Rosa, eres admirable ! A pesar del dolor no dejas de ver el lado amable de lo que te ha tocado vivir. Apenas tengo 7 hijos y este año vamos a Barcelona. A festejar mi cumple de 50 El mejor regalo sería conocerlos. Dios dirá…!

    Me gusta

  3. El Amor vence siempre. Todos somos Iglesia. Los que se nos adelantan y nosotros, los que estamos aún militando por aquí, todos iguales, juntos y unidos por el Amor y salvados por Jesucristo. Felicidades por vuestra familia a Chema y a ti.

    Me gusta

  4. Rosa,
    Me encantaría conocerte y pasar una tarde con tu maravillosa familia.
    Que gran ejemplo sois para muchos de nosotros.
    Sigo rezando por vosotros.
    Que Dios os siga bendiciendo

    Me gusta

  5. Desde hace un año tengo unas ganas enormes de ir a Barcelona para conocerla a usted y a sus hijos y que me invite a tomar un café en su casa (Yo llevaré los pasteles, se lo prometo…). Mientras llega el día, recemos unos por otros ¿le parece?

    Me gusta

  6. Rosa quiero aprovechar este post para contarte una cosa. Te admiro a ti y a tu familia. Solo entro en instagram para que seas mi ejemplo. Me encanta ver como educas a tus hijos, tu positivismo.

    Sigue por favor así, eres un ejemplo para muchos.

    Me gusta

  7. Rosa, gracias por abrir tu corazón. Gracias por ser testimonio vivo de Dios en este mundo. Gracias por tu libro y por tanto. Espero en algún momento leer el libro de Chema. Gracias de todo corazón. Que Dios te siga bendiciendo. ¡Muchísimo ánimo!

    Me gusta

  8. Mil gràcies per compartir els teus sentiments,veure el teu anim i el teu valor per seguir el dia a día ,sense tenir físicament a la persona estimada a mi m’ajuda molt.Ets una persona molt especial Rosa.Una gran abraçada

    Me gusta

  9. Imagino que no es consuelo pero sólo quería dejar constancia de todo el bien que estáis haciendo a tantas personas que no os conocemos personalmente. Eres un ejemplazo y rezo mucho por vosotros para que sepáis estar a la altura, con alegría, de todos los retos que se os presenten. Un abrazo

    Me gusta

  10. Hola Rosa ,cómo os admiro!!
    He de reconocer que no soy creyente..es más aveces me acuerdo de Dios para mal.Espero sepas disculparme. Admiro a tus hijos a ti,la familia que creasteis tu marido y tú. Admiro vuestra alegría y cómo afrontais la vida.
    Mil besos para ti y tus hijos

    Me gusta

  11. Rosa, sigo teniendo muy presente a Chema y a todos vosotros. He pasado por lo mismo pero, comparativamente hablando, a “menor escala”. Perdona si no compartes lo que voy a decirte.

    Te he leído en más de una ocasión que, a veces, no entendemos porqué pasan las cosas. No pierdas el tiempo, porque no lo conseguirás. Lo único que hay que entender, creer, asumir, y dar gracias por ello, es que Dios tiene ya trazado un plan divino de salvación desde antes de crear el mundo, y lo ha querido así. Pero hay algo más, que es realmente lo bonito e importante: ha contado contigo y tu familia, que sois los más influidos por la marcha de Chema.

    Yo no creo eso de que Dios “nos pone a prueba”. ¿A prueba de qué?. Son acontecimientos… ¡divinos!, perfectamente previstos -no improvisados-, conscientes -no irreflexivos-,… fruto de su divina voluntad. Y ante ellos, nuestra respuesta debe ser… ¡de agradecimiento!, por contar con nosotros, por hacernos protagonistas en ocasiones como ésta, de una forma tan visible de sus planes divinos. No se entendería que rezáramos el padrenuestro de forma habitual y luego convertir la voluntad de Dios en tragedia o motivo de dolor.

    No todos los que podrían tener 18 hijos, los tienen. No todos los que sufren la muerte del cónyuge, hijo, hermano… saben percibir los frutos que ello conlleva (¡Chema ya en el cielo!, con Dios, con los hijos que se os adelantaron… eternamente felices, ¡santos!, rogando por todos vosotros y protegiéndoos y ayudándoos mientras os esperan) Para mi, sois, especialmente tú, causa y motivo de envidia, o si lo prefieres, de admiración. ¿Sabes por qué? Porqué Dios ha contado contigo en algo tan duro y difícil, humanamente hablando; porque sabía y confiaba en que lo aceptarías como voluntad suya que es, aunque no lo entiendas. Mira a tu alrededor. A ti, te ha pedido más -y eso es lo que me causa envidia o admiración- porque podías y estás preparada para dar más. Y, perdona el atrevimiento, pero con tu respuesta oportuna y adecuada de aceptación, Dios te ha dado un motivo para hacerte feliz y darle gracias que no se puede desperdiciar. Rezo para que sigas estando a la altura de estas circunstancias, seas muy feliz, y Dios aumente tu fe y gracia.

    Chema, feliz, en el cielo, quiere verte ahora como ya te dijo: de “viuda alegre de aquí para allá…” ¡Adelante, no le defraudes! ser lo que quería que fueses, es otro motivo para vivir feliz hasta que os reencontréis en el cielo. Nos vemos esta tarde.

    (Perdona que escriba como anónimo, pero mi nombre no aportaría nada)

    Le gusta a 1 persona

  12. Rosa no tengo palabras !!! Me he emocionado hasta las lagrimas!! Admiro tu Amor ,tu fe y tu esperanza!!! Graciasss graciassd por abrir tu corazon!! Anoche he rezado x el alma de Chema y ppr uds.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Familiarmente

Ser y vivir en clave de familia

Rosa妳的秘訣是什麼?

如何能幸福的擁有1、2、3個......孩子

Rosa, What's Your Secret?

Raising a Large Family with Love

A %d blogueros les gusta esto: