Noviazgo, tiempo de preparación para Amar

Muchos me habéis pedido que os hable del noviazgo, y aquí tenéis el post. ¡Espero que os ayude!

Cuando una persona está saliendo con alguien, delante de la sociedad dicen que se van a dar un tiempo para conocerse más profundamente. Cuando empiezan a salir, cada vez que se ven o hablan sienten un cosquilleo en el cuerpo. Es un amor pasional o de enamoramiento: estar todo el día pensando en su amado, contar los minutos que quedan para estar de nuevo juntos, ese brillo especial en sus ojos… Pero este tipo de amor pasa.

Hay a personas que les dura más que a otras. ¡Qué bonito y qué bueno es el enamoramiento! Hemos sido creados para amar. Nuestra naturaleza humana es así. El hombre es más feliz cuanto más ama. Y el amor es donación, es darse sin esperar nada a cambio, es recíproco. Cuando empezamos a contabilizar lo que cada uno hace por el otro, vamos por mal camino. Hemos de enseñar al cónyuge a que el hogar es de todos y entre los dos y los hijos lo construimos.

En el noviazgo nos conocemos y vemos si esta persona que nos hace tilín puede llegar a ser el padre o la madre de mis hijos. Siempre es bueno escuchar la opinión de nuestros padres. Son personas con experiencia y nos quieren con locura. Cuando una persona escoge mal, afecta a toda la familia. Siendo siempre un acto libre, pues al final el responsable es él y ella.

 

Os tengo que contar que nuestro noviazgo fue a prueba de bomba, nada fácil… Nos conocimos en Valencia en un congreso, Chema vivía en Madrid y yo en Barcelona. Cada 15 días venía en coche desde la capital. Una “paliza”, como decía él, pues las carreteras de entonces no daban para mucho. Yo trabajaba desde hacía tiempo y vivía en casa de mis padres. Mi padre no me dejaba ir a Madrid, pero un fin de semana que él tuvo que viajar me escapé a Madrid a verle. Toda mi familia tuvo un castigo, pues no me habían ayudado a ser obedientes… Tengo muchas anécdotas de nuestro noviazgo, pero ya os las contaré en otro post.

En un año nos conocimos, empezamos a salir, cortamos, volvimos a salir y preparamos nuestra boda. Chema tenía 28 años y yo 23. Habíamos tenido la misma educación en valores y servicio a los demás y sabíamos lo que queríamos: formar una familia numerosa.

 

El otro día hablando con mis hijos, les pregunte ¿Cómo tiene que ser tu mujer? Me sorprendió  su respuesta: “(…) y que me haga reír.” Pues sí, estoy de acuerdo que con la persona que va a estar a mi lado hasta que me muera tienes que pasarlo bien a su lado: hablar, disfrutar, que sean amigos, compartir deportes, hobbies, ideales…

Hay que ver cómo vamos a gestionar juntos las crisis, que vendrán. Siempre hay crisis y problemas en un matrimonio. Cuando llegan, es la oportunidad de hablar, hacernos una piña y afrontar juntos los problemas. Después de una crisis, si se gestiona bien, sales más reforzado. A tu futuro cónyuge le prometes que estarás a su lado en la salud y en la enfermedad. En las alegrías y en las penas

Como bien sabéis, yo tengo fe. Por lo que os aconsejo que paséis por la iglesia para recibir el sacramento del matrimonio, pues recibiréis una gracia especial para todos estos años.

Cuando hablamos de amor hacia la otra persona, hablamos de respeto, de saber esperar. La vida no es ya, ahora, y lo quiero y le voy a demostrar con hechos… el amor es paciente, aunque mi instinto me pide darme del todo, incluso físicamente.  Uno ha de aprender a esperar para darse del todo. Primero ha de pasar por un contrato sacramental o civil. No somos una cosa que se nos utiliza según las circunstancias o los sentimientos del momento. Somos cuerpo y espíritu. Y tenemos que tener cierta garantía de fidelidad verbal y contractual. Pues estar al albur de la temporalidad desquicia. Qué bonito es ver cómo los jóvenes aprenden a esperar, aunque su instinto natural les diga irse a la cama. Los dos crecen y se valoran mucho más. El amor limpio es un regalo. Después de pasar por el contrato, qué bonito y dulce es la entrega corporal, que tiene que estar abierta a la vida, a que vengan hijos. Uno es más feliz cuanto más se da a los demás. Y si encima son vuestros hijos… ¡Vaya felicidad!

Durante el noviazgo es bueno hablar de ciertos temas, como del número de hijos, a qué colegio les llevaremos, cómo les queremos educar: valores, servicio, deportistas, músicos…

Novios_2

Después de que naciera nuestro tercer hijo y de enterrar 2 hijos en 4 meses, los médicos nos aconsejaron no tener más hijos. Pero nadie se mete en la cama de papá y mamá. Es una decisión personal lo que pasa en nuestra cama. Ni el ministro de turno, ni tu madre, ni tu suegra, ni tus amigos deciden lo que pasa en tu cama. Y no olvidéis que cuando decidimos que SÍ a una nueva vida, a pesar de las muchas dificultades, ese hijo es para siempre, para siempre, para siempre…

La fertilidad de la mujer es muy corta. Ahora la gente se casa cerca de los 30, la mujer es fértil hasta cerca de los 44 y vivimos hasta los 100 años. O sea que el tiempo para poder engendrar un nuevo bebé es muy corto. Pero si somos generosos después tendremos unos hijos con los que disfrutar, pues las alegrías en familia se multiplican, mientras que las penas se dividen.

El gran problema de la sociedad  hoy no es la falta de comida, de espacio o de dinero, sino la soledad de tantas personas.

 

¡Ánimo! A disfrutar y no os equivoquéis en esta elección, que es para siempre, para siempre, para siempre.

 

 

 

 

Anuncios

12 comentarios sobre “Noviazgo, tiempo de preparación para Amar

Agrega el tuyo

  1. Hola Rosa!!!
    Aunque tenga 17 años,no puedo estar mas de acuerdo con cada una de las palabras que dices en éste post,tienes tantísima razón.
    Ojalá todos los jóvenes tuviesen ese valor de esperar.
    Gracias!!!
    Un beso ♥

    Me gusta

  2. E xcelente ,muy claro !!!desde la experiencia y el corazon !!!ojala ntros hijos puedan entenderlo y no dejsrse arrastrar por las malas influencias dl mundo de hoy !! Un gran desafio como padres.

    Me gusta

  3. ¡¡Me ha encantado!! La verdad es que me ha parecido tan bonito. Me ha ayudado mucho tu experiencia, porque si Dios quiere en poco tiempo me casaré después de 6 años de noviazgo. Gracias por compartirlo.

    Me gusta

  4. Rosa, el post de hoy me ha encantado. Entiendo que haya comentarios contrarios a este ideal de vida, pero desde mi experiencia también puedo decir que es una verdadera alegría tener un noviazgo cristiano. Tus palabras me ayudan y reconfortan. Después de 5 años, con 22 años cada uno, es difícil pero no imposible, y puedo decir que soy completamente feliz.

    Me gusta

  5. Genial como siempre Rosa! Me encanta leerte y comparto los valores y fe de la que hablas. Siempre trato de inculcársela a mis primas o hermanas ya que también somos muchos, pero están difícil en los tiempos que corren, todos se creen muy modernos y apenas escuchan, y te tratan de carroza 😄😄 A mí con 33 añitos!!!! Un saludo enorme y continúa con tus post que son geniales y muy motivadores ♥️

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Rosa妳的秘訣是什麼?

如何能幸福的擁有1、2、3個......孩子

Rosa, What's Your Secret?

Raising a Large Family with Love

Cómo ser feliz con 1, 2, 3... hijos?

"La vida es bella. Muy bella"

A %d blogueros les gusta esto: